El éxito de un montaje de vídeo con fotos se encuentra en el dinamismo y vida que se le de al mismo. La edición y montaje de vídeos y fotos no solo es cortar y pegar una foto tras otra con música de fondo y algunos textos y transiciones. Es mucho más que eso. Si queremos montar un vídeo original con nuestras fotos lleno de emotividad y que nos haga volver al lugar donde se dispararon las fotografías, deberemos tener en cuenta una serie claves importantes.

Desde La Caja de Galletas os queremos dar algunas ideas importantes para vuestros montajes de vídeo para cumpleaños, bodas, aniversarios, comuniones, viajes o cualquier otro acontecimiento que deseéis recordar con un montaje de fotos.

¡Super importante! Siempre intentar encajar el cambio de fotos con los golpes fuertes de música. Si la canción es movidita hacer los cambios más rápidos y si el tema es más lento optar por unas transiciones más pausadas. Igualmente, las animaciones dentro de cada fotografía que vayan acorde con el ritmo de la música que suene de fondo. Así, por ejemplo, el efecto de zoom (desplazamiento de escala de la foto) deberá ir a una velocidad u otra según la canción.

Otras claves para montar tu vídeo-álbum:

  • Salvo necesidad extrema, nunca utilices canciones enteras. La clave para un montaje de vídeo dinámico está en cambiar cada cierto tiempo de canción. Opta por coger minuto o minuto y medio de cada tema y realizar una suave transición con el siguiente. Cambiar de golpe de una canción lenta a una con más ritmo también es buena idea para provocar todo tipo de sensaciones entre los asistentes.

  • ¡No a las plantillas! Se original y no utilices el mismo efecto o transición una y otra vez durante todas las fotos del montaje. Varía y diseña la transición que mejor encaje en cada momento. Tampoco abuses de las transiciones muy pomposas. Una transición de zoom, disolver o desenfoque siempre quedará más elegante y no será tan forzada.

  • Aprovecha los estribillos de las canciones para darle todo el potencial a tus efectos y transiciones. Cuando se vaya acercando el momento cúspide de la canción tira de textos, animaciones más espectaculares y transiciones con más movimiento. Como os hemos recordado al principio, la clave está en seguir el ritmo que te marca la canción.

  • Que internet sea tu base de datos. Si dedicas un tiempo a googlear verás como existen miles de fondos que te podrán servir en tus montajes de vídeo con fotos. Elige los que más te gusten y utilízalos para, por ejemplo, diseñar un efecto que imite el movimiento de ir lanzando fotos sobre un fondo opaco.

  • Otra de las cosas que podemos encontrar si buscamos bien son dibujos que pueden servirnos para potenciar el significado de la foto. Así, si en nuestro montaje aparece una foto desde al aeropuerto, podemos colocar el dibujo de un avión que atraviese la foto de lado a lado. ¡Quedará muy divertido!

  • Por último y, en relación a los textos, tenemos un lema: un montaje de vídeo con fotos no es una presentación de PowerPoint. Me explico 🙂 No utilicéis textos como si fuera una diapositiva del trabajo, tipo “aquí con los amigos”, “de cena con la familia” o “viajando por el norte de España”. Nosotros optamos por utilizar textos en su justa medida y en el momento oportuno. Es decir, en las presentaciones de cada una de las secciones del montaje (de modo que sirva de entrada a lo que avecina) y en determinadas fotos que requieran una especial atención, pero siempre con frases cortas y animando con movimientos esos textos.

Os dejamos aquí un ejemplo de vídeo con fotos realizado por nosotros 😉